domingo, 22 de enero de 2012

-¿Bailamos?
-No, no tengo ganas.
-Pues entonces de follar ni hablamos ¿no?