sábado, 18 de febrero de 2012

Por muy pequeña que sea tu ventana el cielo sigue siendo igual de grande