miércoles, 30 de mayo de 2012

Muchas veces es mejor arriesgarse y perder, que nunca intentarlo. 
Me he caído muchas veces, tantas, que ya ni las recuerdo, me han dado tantas veces de bofetadas que creo que ya no siento las mejillas, me han destrozado tantas veces el corazón que me pregunto de donde saca las fuerzas para curarse y aún así, aquí me veis de pie, sigo avanzando aunque el camino es duro y muchas veces doloroso. No dejo ninguna pregunta en el aire, no pongo ninguna excusa, ya he escuchado demasiadas como para aprender que no son buenas. Que asimilo los errores y los intento corregir, que vivo con mis defectos  y problemas , que sigo escribiendo mi historia aunque muchas veces halla fallado, en este libro aun quedan muchas páginas por escribir, muchos capítulos por empezar y otros tantos  por acabar.